Paradise Lost en Chile
Vistas
978
Un viaje a los más recóndito del doom death.

Esta vez sin teloneros y comenzando casi puntualmente (21:10) se daba comienzo a una visita más de Paradise lost, pioneros indiscutidos del doom death a nivel mundial. A diferencia de la visita anterior (2012) donde estuvieron promocionando su última placa, Tragic Idol, esta gira, llamada Tragic Illusion se trataba de la celebración del 25 aniversario de la banda y como anunciaron en su cuenta de Facebook, estarían haciendo un recorrido por toda la historia de la agrupación. La fecha anterior en Mexico ya daba cuenta de como se venía la mano y los ingleses cumplieron con un setlist lleno de historia.

“Mortals Watch the Day” fue el primer clásico de la noche, increíble poder escuchar solo a metros un tema con el que muchos nos iniciamos en esto del metal. A continuación un cambio brusco con algo más “bailable” como lo es “So Much Is Lost” del disco Host, parte de la etapa “diferente” que vivió la banda hace ya, varios años. Este tema fue bastante celebrado por el público lo que demuestra la mezcla de fanáticos nuevos y antiguos que concurrieron a la Blondie la noche del jueves.

Nick Holmes se encargaba, como siempre, de presentar cada tema, anunciando ahora “Remembrance” del recordado Icon. Luego un regalo para los más old school, se trataba de “Gothic” del álbum del mismo nombre, disco fundacional del estilo doom/death. Estoy seguro que para muchos significó grandes recuerdos de juventud. Y con “Enchantment” cerraban esta pasada de los discos antiguos de la banda.

Posteriormente una muestra de los trabajos más nuevos de los ingleses con “Faith Divides Us - Death Unites Us”, “Tragic Idol” y “Never for the Damned” donde han recuperado los sonidos más oscuros antaño. Luego “Isolate” y el último antes del primer encore, el clásico “Say Just Words” que es del gusto de prácticamente todo el espectro de fanáticos y fue uno de los puntos altos de la noche con el público saltando y cabeceando todo el tema.

En cuanto al los músicos, cada uno en su habitual actitud en el escenario, Holmes siempre ha sido muy estático, una actitud podríamos decir “doom”. Edmondson que cada vez que toca parece que solo cumple. Por su parte las históricas guitarras Gregor Mackintosh y Aaron Aedy que se las cantaron todas y disfrutaron todo el show. Se agradece pues me imagino que hacen lo mismo en todos los países y debe ser agotador. Al fondo, otro histórico del metal, Adrian Erlandsson cumpliendo como siempre en batería. No se notaron problemas de sonido y el volumen fue el adecuado, sin saturación, para poder escuchar cada nota sin problemas.

Volvían los músicos y considerando el setlist de la fecha anterior el éxtasis sería máximo. “Rotting misery” la canción más antigua de la noche, con unos guturales de Holmes bastante desgastados, aunque después de tantos años es comprensible. “One second” otro clásico. “True belief” que algunos dicen no la tocan desde los 90s. Finalmente “Over the madness” del disco homónimo del 2005.

Otro encore y quedaba una más, “Erased”, tema donde rozan el estilo de Rammstein para terminar con la Blondie disfrutando en pleno.

Casi una hora y media de duración que pasó volando y donde se vieron puras caras felices a la salida. Los ingleses hacen bien su trabajo y el público es fiel por este lado del planeta.

01. Mortals Watch the Day
02. So Much Is Lost
03. Remembrance
04. Gothic
05. Enchantment
06. Faith Divides Us - Death Unites Us
07. Tragic Idol
08. Never for the Damned
09. Isolate
10. Say Just Words

Encore

11. Rotting Misery
12. One Second
13. True Belief
14. Over the Madness

Encore
15. Erased