At The Gates - At War With Reality
Vistas
802
“Al llegar a la época de la banda de asaltantes, había elaborado ya las siguientes posibilidades:
-Primero: Dios no existe.
-Segundo: Dios existe y es un canalla.
-Tercero: Dios existe, pero a veces duerme. Sus pesadillas son nuestra existencia.
-Cuarto: Dios existe, pero tiene accesos de locura, esos accesos son nuestra existencia.
-Quinto: Dios no es omnipresente, no puede estar en todas partes. A veces está ausente, en otros mundos, en otras cosas.
-Sexto: Dios es un pobre diablo, con un problema demasiado complicado para sus fuerzas. Lucha con la materia como un artista con su obra. Algunas veces, en algún momento, logra ser Goya, pero generalmente es un desastre.
-Séptimo: Dios fue derrotado antes de la historia por el príncipe de las tinieblas, y derrotado, convertido en presunto diablo es doblemente desprestigiado, puesto que se le atribuye este universo calamitoso.”


Este peculiar manifiesto (El Altar Del Dios Desconocido) abre, luego de 19 años, un nuevo larga duración de At The Gates. Éste es recitado, nada más, ni nada menos, que por nuestro coterráneo Anton Reisenegger. El disco llama la atención desde su inicio.

Cuando los suecos anunciaron un nuevo trabajo, habían muchos escépticos y resistentes a que la banda, precursora del sonido de Gotemburgo, volviera a las pistas, ya que siempre existe el prejuicio de que es por dinero, moda, diversas críticas, qué más da. No obstante, los que esperaban este regreso, muchos de ellos esperaban que “At War With Reality” fuese una segunda parte de “Slaughter of the Soul”, pero si esas eran las expectativas, el disco cumple, pero la gracia de éste es que entrega mucho más, transformándolo en un álbum que por si sólo llama la atención. AWWR logra encausar la historia de los escandinavos, plasmadas en sus cinco previas entregas, construyendo una versión fresca de ellos mismos.

Luego de la intro la espera termina y el quinteto arremete con “Death and the Labyrinth”, marcando la tónica de una placa que en 44 minutos entrega emociones y fiereza, un deleite de principio a fin. Para destacar títulos, se podría incluir “The Circular Ruins”, “The Book Of Sand (The Abomination)”, “The Head Of The Hydra”, sólo por nombrar algunas, ya que el disco termina y te deja con gusto a poco. Este quinto trabajo, en su vertiginosa velocidad, emulando a “SotS”, logra transmitir melodías más cercanas a la épica de “With Fear I Kiss The Burning Darkness” y a las melódicas armonías de “Terminal Spirits Disease”, generando la impresión de estar escuchando un disco de otro tiempo, pero con un sonido más actual.

“Tompa” Lindberg canta monstruosamente, como de costumbre, pero esta vez apela a fraseos más épicos, apoyándose en las “emotivos” riffs que transcurren en el álbum. Las seis cuerdas a cargo de Anders Björler y Martin Larsson refleja la afinidad que hay entre ellos, que se volvió armar luego de que volvieran a tocar en vivo el 2008.; las guitarras brillan por su pesadez, melodías y arreglos. El otro gemelo, Jonas Björler hace recordar a ese de 1993, que brillo por su pulcritud y delicadeza en las cuatro cuerdas. Por ultimo, Adrian Erlandsson vuelve con su incomparable “tuca – tuca”, sonido patentado, de la casa. Un desplante en la batería envidiable.

La banda trabajó junto a Jens Borgen en los Fascination Street Studios de Suecia y el resultado salta a los oídos. At The Gates suena como un verdadero vendaval de death metal. Todo está en su lugar, las guitarras suenan pesadas y tienen la suficiente agudeza que hace que se distingan claramente las melodías que ejecutan, nada sobresale innecesariamente, un trabajo de joyería.

Otro punto a destacar sobre este “At War With Reality” es la conceptualización hacia el Realismo Mágico (Jose Luis Borges, Ernesto Sabato, Gabriel García Marquez, etc), género literario, el cual postula, a grandes rasgos, una realidad que se sustenta en lo desconocido, en lo que es extraño, con el fin expresar una actitud sobre la vida. Interesante propuesta, además si a esto le añadimos las ilustraciones de Costin Chioreanu, reconocido por su trabajo con Darkthrone, Grave, Ulver, entre otros, la experiencia se vuelve aun más envolvente.

En resumidas cuentas, valió la pena la espera. “At War With Reality” muestra a una banda reinventándose a sí misma, sin traicionar el sendero que ellos habían pactado. El disco, ciertamente es más denso, pero sólo le hace ganar puntos, ya que la banda no fue simplista y no repitió la formula de su álbum elemental, sino que fue más allá y nos mostro lo que ellos pretenden en estos momentos. Un deber conseguir este trabajo y no únicamente para los amantes del ATG, sino para los amantes del metal. Probablemente un nuevo clásico, pero eso sólo el tiempo lo dirá.

01. El Altar del Dios Desconocido
02. Death and the Labyrinth
03. At War with Reality
04. The Circular Ruins
05. Heroes and Tombs
06. The Conspiracy of the Blind
07. Order from Chaos
08. The Book of Sand (The Abomination)
09. The Head of the Hydra
10. City of Mirrors
11. Eater of Gods
12. Upon Pillars of Dust
13. The Night Eternal

PRÓXIMOS CONCIERTOS
ÚLTIMOS LANZAMIENTOS