Nile en Chile
Vistas
1621
Por tercera vez nos visitaba Nile, una de las agrupaciones más conocidas y bestiales del Death Metal del nuevo milenio. Aunque comenzaron en el 93, a comienzos de siglo explotaron, mostrando una ferocidad y originalidad que le volvió a dar vida al Death Metal.

Resulta curioso que durante años la banda intentó venir pero por abc motivos no se concretaba (incluso parecía una maldición), pero 1 año y medio desde su última visita, la banda se presentó en el Club Kmasu Premiere, frente a un excelente marco de público (local casi lleno).

Thy Serpent’s Cult

Puntualmente a las 21:00 salieron los brutales Thy Serpent’s Cult, una banda que se inspira en el sonido Death Metal de Tampa, en la onda de Cannibal Corpse, Deicide y bandas afines.

Lamentablemente el sonido no los acompañó del todo, aunque desde donde estaba (cerca de la barra) se podía apreciar la perfomance del grupo, con un muy buen desempeño tanto musical como escénico, mostrando mucha energía y ganas. Por lo menos eso compensó en parte la deficiencia del sonido.

Tocaron 40 minutos (algo muy raro en grupos teloneros), donde aprovecharon de presentar temas de disco como Sedition, Sorcery & Blasphemy (2014).

Salvo el detalle del sonido, la banda lo hizo bastante bien, por algo se ganaron hartos aplausos de los bangers que iban llegando en masa.

Melektaus

Ya con un local casi lleno, a las 21:50 sale la banda que siempre debió telonear a Nile. ¿Cuál es el motivo de esto? Porque entre ambas bandas hay similitudes, de hecho de se podía decir que Nile es una de las influencias directas de Melektaus, pero no se confundan, solo son influencias. Melektaus es un monstruo diferente, incluso más oscuro.

Con un sonido mejor que Thy Serpent’s Cult, aunque no al nivel que merecía, Melektaus nos vomitó su poderosa propuesta, donde el desempeño grupal fue de gran calidad.

Ejecutaron temas de sus discos Nexus for Continual Genesis (2012) y Transcendance Through Ethereal Scourge (2004), incluso de un Split que saldrá con Dominus Xul, lo que contagió bastante al público, incluso donde se dieron los primeros mosh de la noche. Obviamente también se llevaron una excelente respuesta.

Al igual que Thy Serpent’s Cult tocaron por 40 minutos, cerrando con el tema “Transcendance Through Ethereal Scourge”. Muy buena presentación de la banda, solo opacada por el sonido.

Nile

A las 23:00 comenzó la presentación de Nile, comenzado con “Sacrifice Unto Sebek”, donde los presentes se volvieron locos, incluso coreando los riffs del tema. Ya con esto la cara de satisfacción de los integrantes era bastante notoria, lo que se mantendría durante toda la jornada.

Una de mis grandes dudas era respecto al sonido. En los 2 shows anteriores sonaron cañon, y la música de Nile necesita una calidad buena para entender tal velocidad y pesadez. Afortunadamente este día se dio uno de los mejores sonidos que se ha sacado en este local. Muy brutal, pesado y claro. Igual a mitad del concierto (y en algunos momentos posteriores) se tendía acoplar el sonido (por las dimensiones y materiales de construcción de la Kmasú), pero creo que no se podía sacar mejor sonido de ahí. Es más, me hizo pensar que con los equipos correctos y un buen sonidista, este local no es tan malo.

Una de las mayores cualidades de Nile es la calidad técnica de sus integrantes, y acá se corroboró totalmente. La dupla de Karl Sanders y Dallas Toler-Wade es letal, tanto en las guitarras y voces, haciendo una de las mejores mezclas del metal extremo. George Kollias es un baterista excepcional, donde uno piensa si de verdad es un humano. Por su parte, el nuevo bajista (que debutó este día) cumplió muy bien su labor, incluso metiendo potentes guturales.

La banda cuenta con una buena base de fans acá, por algo llegaron en gran cantidad y se entregaron a Nile, con moshs, headbanging y mucha energía.

Lamentablemente tocaron solamente por 55 minutos, pero de todas formas escuchamos bestialidades como “Supreme Humanism of Megalomania”, “The Howling of the Jinn”, “The Blessed Dead”, “Kafir!”, “Lashed to the Slave Stick” o “Black Seeds of Vengeance”, canción con la que terminaron de tocar. Sobre el set-list, me agradó que tocaran temas de casi todos sus discos, solo dejando de lado canciones de Ithypallic (2007).

Definitivamente Nile dio una gran presentación, mostrando una gran calidad. Solamente debió durar un poco más pero bueno, tocar a tales velocidades debe ser muy agotador.

Set-list:

Sacrifice Unto Sebek
Defiling the Gates of Ishtar
Kafir!
Supreme Humanism of Megalomania
Sarcophagus
The Howling of the Jinn
The Inevitable Degradation of Flesh
The Blessed Dead
Lashed to the Slave Stick
Black Seeds of Vengeance