Masterplan en Chile
Vistas
646
Por fin llegaba el día en que el show anunciado en agosto traería de regreso a los germanos de Masterplan tras 12 largos años luego de última visita a nuestro país. Sin embargo, esta vez sería diferente, pues venían para presentarse con un concierto único para promocionar su álbum más reciente, Novum Initium, editado en 2013.

Es así como a las 20:11 horas y con algunos minutos de retraso, los oriundos de Hamburgo aparecían en el escenario sin parafernalias mientras la intro Per Aspera, Ad Astra sonaba de fondo para abrir la jornada en el Rock & Guitarras. De inmediato llega el primer single de su carrera, Enlighten Me, que se encarga de poner el toque heavy.

“Masterplan, Masterplan, Masterplan” aclama el escaso público presente en el recinto ubicado en el corazón de Ñuñoa. Después de un par de agradecimientos por parte de Rick Altzi y un breve diálogo, continúa la clásica Spirit Never Die a la vez que su fanaticada se escucha eufóricamente cantando “never give up, never give in”.

Es el turno de la melódica y bien recibida Wounds perteneciente a su disco Aeronautics (2005), para seguir con Lost and Gone, tema mayormente dominado por las guitarras y en donde el bajista, Jari Kainulainen, alza sus brazos para animar a los presentes. De su nuevo trabajo es ejecutada Black Night of Magic en una sólida interpretación por parte de Altzi.

A pesar que Grapow es el fundador y líder de la banda, es posible apreciar como le da su debido espacio a Rick para hacer su papel de frontman sin verse afectado por la inminente presencia del ex guitarrista de Helloween. En este punto, Roland agarra el micrófono y suelta un “CHI - CHI - CHI - LE - LE - LE” y en medio de la ovación presenta uno de los temazos de la noche, Crimson Rider.

Con el público ya lo suficientemente prendido, I’m Not Afraid llega tras una poderosa apertura por parte de los instrumentos de cuerda en conjunto a los teclados a cargo de Axel Mackenrott. Bajo el “poder” del vino y la euforia del momento, el vocalista pregunta “Are you ready for some Rock ‘n’ Roll?!” cuando en eso comienza a sonar Back for my life y Kevin Kott aprovecha de lucirse tras la batería.

El sonido en el recinto es decente, a pesar de no estar diseñado especialmente para shows de este tipo. A veces pequeños problemas de saturación y ecualización empañan el desempeño de los instrumentos, pero por lo general es posible identificar a cada uno de estos a su vez que lo músicos hacen burla de las fallas como cuando surgió un problema de ecos.

Luego de reiterados agradecimientos de Altzi, dedica Time To Be King al público presente. A los hombres porque es tiempo para ser reyes y a las mujeres para ser reinas. La canción transcurre con normalidad, para después llevar a cabo Keep Your Dream Alive previa mención de Grapow sobre el lanzamiento de su DVD en vivo bajo el mismo nombre.

Crystal Night de su disco homónimo llega tras el típico juego de voces entre el respetable y la banda, a la vez que es disfrutada por cada una de las almas presenciando a los germanos. Sin pausas, el teclado se encarga de dar pie a Soulburn en donde los puños en alto acompañaron el “Feel the soulburn!” a lo largo de su ejecución.

Es uno de los momentos más esperados y se trata de la interpretación del prometido tema de Helloween que corresponde al cover The Chance, que coreado por toda la gente mientras Roland se lució con excelencia en la guitarra. En la misma línea Heroes se transformó en una de esas canciones que en el transcurso fue in crescendo llena de energía.

A las 21:33 la agrupación decide llevar a cabo un encore de segundos para seguir con los dos últimos temas de la noche. Kind Hearted Light es otro de esos clásicos que siempre será un gusto escuchar. Casi sin demoras, Crawling from hell se encarga de poner el punto final a la segunda visita del grupo liderado por Roland Grapow a nuestro país.

De este modo y con un show de casi dos horas, Masterplan deja satisfecha a su reducida pero fiel fanaticada que coreó cada uno de sus temas. Sin duda, un show sólido con un setlist bien equilibrado, que no sólo mostró lo de su reciente disco sino que también nos llevó en un enérgico paseo por sus diferentes trabajos.