Acheron + Inquisition + Mystifier en Chile
Vistas
2129
Acheron, a pesar de no pertenecer a la primera división del Death Metal, sacó varios trabajos excelentes que les hicieron un nombre en la historia de este estilo, así que cuando se confirmó su visita fue una gran noticia. Además, no vendrían solos, sino que también con Inquisition y Mystifier, haciendo un tentador cartel para los seguidores del metal más satánico. Por otra parte, los nacionales Septiembre Negro y Black Grail sacaron la cara por nuestro país, haciendo que estas 5 bandas transformaran la Blondie en un verdadero infierno.

Septiembre Negro:

Esta joven banda (hasta donde tengo entendido) aún no han editado material, pero lo que hacen tiene la suficiente calidad para que fueran incluidos este día. Su propuesta me recordó al viejo Emperor, Bestial Warlust y harto salvajismo sudamericano.

Empezaron a las 17:30 y a pesar de que el sonido no era de los mejores, se podía entender su propuesta. Una cosa que me gustó de ellos es que pasan de momentos con bastante atmosfera a partes bien rápidas y bestiales.

Creo que lo hicieron bastante bien durante la media hora que tocaron, así que no queda más que esperar material de ellos, que saldrá bajo Pacto Rec.

Black Grail

Este acto de oscuro Black Metal, que editó este año el disco Misticismo Regresivo, no es una banda que se acostumbre a ver mucho en vivo, así que esta era una buena oportunidad para presenciar su misa.

A las 16:15 salieron al escenario, mostrando una propuesta bastante particular. A pesar de que se pueden encontrar influencias de Mortuary Drape o Samael, tienen elementos que suenan originales, incluso diría que cuesta un poco encontrar algún paralelo a otro grupo…

Tocaron por 45 minutos y contaron con un sonido regular, algo que contrastaba a la buena puesta en escena del grupo. Tocaron canciones de todo su material, tales como “Plegaria Catartica" o "Spermen Satanus”, y tuvieron un buen recibimiento, dando como resultado una presentación de muy buen nivel.

Mystifier

Estos demonios brasileros, que ya nos habían visitado, han sacado material esencial para los amantes del sonido sudamericano. Específicamente me refiero a los discos Wicca (1992) y Göetia (1993), trabajos que fueron la base de lo que mostraron este día.

Con una calidad de sonido similar a la de Black Grail (aunque fue mejorando un poco con los minutos), a las 17:35 le dieron el vamos a su presentación, que contó con un harto apoyo del público.

Una de las cosas positivas de Mystifier es que en vivo son mejores que en estudio, demostrando un show sólido, con una buena presencia escénica. Sin duda se nota que llevan años en esto, además también se mostraban bastante complacidos con el recibimiento de los bangers.

Tocaron un poco más de una hora (la presentación más larga de la jornada) y lo hicieron bastante bien, cumpliendo con creces con lo que uno esperaba de ellos. Ah! Olvidaba mencionar que hasta un cover de Sarcófago tocaron, la excelente “Nightmare”.

Inquisition

Otra banda que también había tocado en nuestro país. Para quienes fueron en esa ocasión ya sabían que esperar, y en esta oportunidad lo volvieron a hacer. Un Black Metal sumamente oscuro e hipnótico, un verdadero trance audiovisual.

Partieron tipo 9 de la noche, echándose al público al bolsillo de una. A pesar de ser solo 2 músicos, lo hacen tan bien que no se extraña la presencia de un bajista, ya sea por la presencia escénica de Dagon, un frontman bastante enigmático, como también por el poderoso sonido de su guitarra, que logra cubrir todo. Incluso diría que fueron el grupo que mejor sonó este día, lo que hacía que sus composiciones sonaran mucho más oscuras que en estudio.

Inquisition no es una banda que se caracterice por mostrar simpatía o algo por el estilo. Simplemente ejecutan un tema tras otro, con muy pocas pausas. Incluso la despedida fue bastante fría, lo que demuestra que la banda solo tiene un objetivo: vomitar su negro sonido, sin ninguna misericordia. Una propuesta música y visual que se complementa totalmente a la fría parada de esta horda.

Tocaron por 55 minutos, dejando una gran impresión en los ya poseídos presentes.

Acheron

La visita de Acheron tuvo tantas particularidades que debe ser algo único en nuestro país, es más, no recuerdo que haya pasado algo similar a lo que tuve que pasar este grupo durante el pasado sábado. Partamos con que Brandon Howe, el baterista, no pudo llegar a nuestro país, por problemas en el aeropuerto. A las 14:00 aprox, se dio a conocer la noticia de que Acheron no tocaría. Afortunadamente, se pudo encontrar a un baterista idóneo para Acheron, siendo Cristóbal Vigneaux (Ancient Crypts/ Invincible Force / Apostacy) el elegido. Tuvo la difícil tarea de contar con 4 horas para aprenderse algunos temas. Originalmente tocarían solo 5 temas, pero al final ejecutaron 8 piezas. Por lo mismo, Cristóbal merece todas las felicitaciones del mundo, e igualmente lo merecen tanto Weapon of Conquest (la productora) como Acheron, que no bajaron los brazos, buscando una solución a tan complicada situación.

En fin, después de lo acontecido, era difícil saber que tal sería el show, y de la misma manera no se podía medir como a los otros actos. No obstante, la banda lo hizo realmente bien, haciendo que los 35 minutos que tocaron se pasaran volando, y sonando a un muy buen nivel.

Está claro que el alma de Acheron es Vincent Crowley (voz/bajo), miembro fundador y único integrante de la formación original, que a pesar de lo que uno podría pensar, demuestra bastante carisma. Además, toda la banda estaba en la misma sintonía.

Un momento “simpático” de la jornada fue cuando Crowley empezó a repartir hostias, tal como si fuera un sacerdote de Satanás. Ahí empezó a subir gente al escenario a recibir la maldición de él, los que también gritaban blasfemias.

Tal como dije, no se podía medir esta presentación como si fuera un show normal, pero sumando y restando fue todo un éxito. Y esto no es algo que solo lo creo yo, por algo los deathbangers se hicieron mierda con temas como “Unholy Praises”, “Ave Satanas”, “Thou Art Lord” o “Prayer of Hell”. Lo bueno es que la banda volverá para dar una presentación completa, así que si esta fue muy buena, la que vendrá debería ser mucho mejor!

Fotografía por Sebastián Domínguez (Más fotografías aquí).