Exodus en Chile
Vistas
967
Exodus definitivamente ya es una banda de la casa. Después de varias y exitosas presentaciones, nuevamente se presentarían en nuestro país; esta vez con un par de importantes novedades. Lo primero, es que vendrían promocionando su disco Blood in, Blood Out (2014). Cuando tocaron el 11 de Octubre del 2014, el trabajo estaba a un paso de editarse, así que no tocaron ningún tema de este LP. Por otra parte, y probablemente la novedad más importante, no vendría Gary Holt. Su labor es indispensable en Exodus (único miembro que está desde el principio, y es el líder y principal compositor), pero sus labores actuales junto a Slayer hacen que tenga menos tiempo. Incluso, algunos usaron esto como un motivo para no ir a verlos. De todas formas, esto fueron más palabras que hechos reales, ya que el Club Kmasu Premiere se repletó de thrashers dispuestos a romper su cuello.

Saken

Por abc motivos no alcancé a ver nada de Soul in Pain, así que mis disculpas a la banda. A lo que sí pude ver fueron a Saken, quienes tuvieron un sonido un tanto regular, aunque con la suficiente calidad para que se pudiera apreciar su propuesta. Este acto ejecuta un Death-Thrash con bastante elementos noventeros (de hecho la banda es de esa época y se volvieron a reformar hace algunos años) y también con elementos más actuales. Tuvieron una respuesta más que decente, incluso con algunos mosh, y la banda se veía bastante cómoda, aunque creo que el vocalista Carlos Quezada le falta soltarse más en el escenario.

Exodus

A las 22:15 partió la presentación de Exodus, con el tema “Black 13”. A parte de la poderosa propuesta que mostraron, me llamó la atención lo bien que fue recibido este tema. De hecho, las 4 canciones que presentaron del Blood in, Blood Out recibieron una gran respuesta, algo que no siempre pasa con los discos más actuales.

El sonido fue de menos a más, terminando con una calidad buena, lo que sumado a la impecable presentación de Exodus fue una gran experiencia. Zetro Souza es un muy buen frontman, bastante comunicativo y que canta con la misma calidad que en estudio, aunque igual le falta esa violencia que evocaba Rob Dukes. Por otro lado, Tom Hunting sigue manteniendo la fuerza y estructura a un gran nivel; Jack Gibson no tiene gran protagonismo pero igual mantiene la base, y las guitarras de Lee Altus se mantuvieron impecables como siempre, lo mismo que su presencia escénica. Sobre Kragen Lum (el guitarrista que vino de reemplazo), lo hizo bastante bien, tocando de manera muy fiel a la original, y desprendiendo una simpatía y actitud muy similar a la Gary Holt. Sin duda fue un acierto que él haya sido el elegido. También es probable que al tocar junto a Altus en Heathen hizo que se sintiera cómodo.

La reacción del público fue bastante buena, donde el mosh y la locura no pararon en ningún momento. Pensé que por ser verano, porque ya han venido en numerosas ocasiones y la falta de Holt no iría tanta gente, pero estuve muy equivocado. Chile es muy fiel a Exodus, algo que queda corroborado al ver la cara de los integrantes, por las palabras de Souza, y también por la versión metalera del “ole, ole, ole, ole, Chile, Chile”, que ya la habían tocado anteriormente.

El setlist estuvo enfocado principalmente en su último disco y en el clásico Bonded by Blood (1985), además de otros himnos clásicos de la banda. Sobre esto, para mí fue un gran placer que tocaran “Impaler” (canción de la época con Kirk Hammett) y “Deranged”, del Pleasures of the Flesh (1987, es una pena que casi nunca toquen nada de este disco, pero bueno, mal por nosotros), “Children of the Worthless World”, “Piranha”, “Blacklist”, “Body Harvest", “A Lesson in Violence”, “War is my Shepherd”, etc, fueron algunas de la piezas ejecutadas este día. Y qué decir del triunvirato final de “Bonded by Blood”, “The Toxic Waltz” y “Strike of the Beast”. Por poco y se destruye la Kmasu (jajaja).

En total tocaron por un poco más de hora y media, siendo un éxito total. Exodus sigue más vigente que nunca, y este día quedó plenamente demostrado. Magnifica presentación, siendo una de sus mejores acá.

Fotografía por Sebastián Domínguez (www.sebastiandominguez.cl)