Tankard en Chile
Vistas
783
Ya han pasado un poco más de 8 años desde que Tankard debutó en tierras nacionales. En aquella ocasión, dieron un muy buen show, demostrando el motivo de su status de leyenda y porqué son considerados dentro del big four del Thrash alemán. Por lo mismo, en este día el club Kmasú se llenó de thrashers dispuestos a destruir todo.

Los primeros en salir fueron Maniac Revenge, quienes mostraron un potente Thrash influenciado por la Bay Area, a través de un enérgico show. El sonido no estuvo muy bueno, pero esto no fue impedimento para que recibieran bastante apoyo, incluso el mosh cada se hacía más grande al pasar los minutos. Se notaba que una buena parte del público conocía a la banda, disfrutándola totalmente.

Temas como “Beer City” fueron tocados durante la media hora que estuvieron en el escenario. Fueron un buen acto de inicio, calentando el ambiente para lo que vendría posteriomente

Después llegó el turno de Bunker, una banda de la quinta región que es bastante antigua (de la escena de los 80). Desconozco si han tocado sin parar o volvieron desde las cenizas, pero me llamó la atención que no sonaran tan old school como pensaba, ya que cuentan con toques más modernos tipo The Haunted.

Sonaron mejor que Manic Revenge y mostraron bastante profesionalismo en el escenario, recibiendo una buena respuesta de los presentes durante los 30 minutos de su show

A las 8 fue el turno de los experimentados Massive Power, una de las bandas más importantes del estilo en nuestro país. Esto quedo muy en claro debido a lo sueltos que se muestran en el escenario, la actitud con la que tocan y la gran respuesta de los thrashers, con mucho mosh y headbanging. Es más, recibieron apoyo del que suelen recibir grupos internacionales.

Sonaron de manera regular, pero igualmente se pudieron apreciar de buena manera temas como “March of Destruction” o el tributo a Motörhead, “Iron Fist”, haciendo que los 40 minutos de presentación pasaran bastante rápido.

Puntualmente a las 21:00 (este día se respetaron los horarios establecidos) partió Tankard, con el clásico “Zombie Attack”. Inmediatamente quedó la cagada en el público, cosa que se mantuvo durante todo el recital. La conexión entre la banda y los bangers fue bastante fuerte desde el primer minuto.

Con Tankard el sonido mejoró bastante, pero igualmente dependía de la ubicación donde uno estuviera. Lo que sí pudo mejorar es que a veces se perdía la voz de Gerre. Hablando de él, sin duda es un gran frontman, mostrando un gran manejo escénico, bastante simpatía y una gran conexión con el público. Sobre el resto de la banda, mantuvieron la intensidad durante todo el show, tocando bastante bien y con mucha fuerza.

Leí en una entrevista que la banda presentaría temas tanto de sus últimos trabajos como temas antiguos, lo que se cumplió. Pudimos escuchar canciones como “Fooled by your Guts”, “Rapid Fire”, “A Girl Called Cerveza” (recibida de la misma que un tema antiguo), “Metaltometal" o “Stay Thirsty!”, e himnos como “Maniac Forces”, “Chemical Invasion”, “Die with a Beer in Your Hand”, “Space Beer” o “Aline”.

Cuando la gente ya se había destruido por completo sonó la gran “Empty Tankar”, donde por poco explota el local por tanta euforia del público.

Una hora y 45 duró el show de Tankard, el que fue excelente. La banda y el público se entregaron por completo, así que nada podía salir mal. Sin duda Tankard es un grupo muy querido en nuestro país, y la banda se mostró con total vigencia, no viviendo solo de su pasado. Este sábado se vivió una gran fiesta, donde todo el mundo la pasó bien.

PRÓXIMOS CONCIERTOS
ÚLTIMOS LANZAMIENTOS