Incantation en Chile
Vistas
536
Tuvieron que pasar nueve años para que Incantation volviera a nuestro país, siendo este su tercer recital acá. En esta oportunidad, se presentaron junto a las bandas locales Magnanimus y Godless.

Cuando llegué, Magnanimus ya estaba tocando, por lo que lamentablemente no pude ver toda su presentación. Lo que si pude darme cuenta es que el sonido era bastante deficiente, haciendo que no se pudiera apreciar bien la propuesta de ellos. Su Death Metal rápido y bestial necesita de eso para que se pueda disfrutar. En lo que respecta a la performance del grupo, fue decente.

Por otra parte, Godless sonó un poco mejor, pero aun así no de la manera óptima. Su ceremonia contó con varios temas de su disco Sic Leceat Vaccum Nostrum (el que salió este año), mostrando una de las mejores puestas en escena de nuestra escena. Definitivamente fue un buen show, solamente opacado por el mal sonido, el que era muy saturado y con poca definición.

Después de un poco de retraso respecto a la hora original, Incantation salió al escenario mostrándonos toda su artillería. Inmediatamente se pude escuchar un sonido bueno, aunque esto también dependía bastante en la posición que uno se encontrara (algo muy tipo de la Kmasú). Guitarras pesadas y definidas, un bajo muy presente y una batería machacadora fueron lo que se podía entender. Existieron algunos detalles que pudieron ser mejor (como que algunos platos dela batería se escuchaban muy despacio, pero el sonido fue correcto, incluso fue mejorando a medida que avanzaba el recital.

La puesta en escena del grupo es muy buena, y es lo esperable a un acto con tantos años de trayectoria. Obviamente John McEntee (único miembro original) es la principal atracción, con un excelente desplante tanto, y una muy buena ejecución en guitarra y voces. Claramente sabe cómo debe ser un buen frontman de Death Metal.

Una cosa que puede definir este recital fue la tremenda potencia e intensidad de Incantation. De partes súper lentas y pesadas, podían pasar a momentos realmente brutales y caóticos. Además, la ejecución fue increíble, siendo muy bien recibido por todos los que estábamos ahí. Incluso era palpable la satisfacción de los músicos. No todos los días se enfrentan a audiencias que hacen mierda sus cuellos y se destruyen en el mosh, es más, hasta con algún que otro coro a los riffs.

La banda al tener tantos discos, trataron de cubrir todas sus épocas, para satisfacer todos los gustos, canciones como: "Carrion Prophecy", "Blissful Bloodshower", "Unholy Massacre", "Profanation", "Impending Diabolical Conquest", "Demonic Incarnate", "Nocturnal Kingdom of Demonic Enlightenment", "Vanquish In Vengeance", "Oath of Armageddon", entre otras, fueron un complete deleite para nuestros podridos oídos.

Incantation dio una verdadera cátedra de como ejecutar el Death Metal, mostrando verdaderos himnos del estilo, mostrando que a pesar de llevar 27 años como banda se encuentran en un gran momento. Este año hemos tenido la fortuna de poder ver excelentes recitales, y este ya entró entre los más destacados del 2016.

Fotografías por Sebastián Domínguez © www.sebastiandominguez.cl