Black Sabbath y su historia antes de su última visita a Chile
Vistas
261
Hablar de Black Sabbath son palabras mayores. Considerados como los padres del metal, han influenciado miles de bandas y han marcado el camino del rock pesado. Su sonido fue adelantado a su época, contando con varias características únicas, como el sonido de la guitarra. Tony Iommi tenía un estilo diferente para tocar y componer, además de un sonido de guitarra fuera de la norma de ese tiempo, con una afinación más baja de lo normal, alejándose del clásico MI. Esta particularidad fue totalmente al azar, provocada por un accidente que pudo tener graves secuelas, pero que desencadenó el sonido más oscuro de fines de los 60 y principios de los 70.

En su natal Birmingham (Inglaterra), Iommi trabajaba como obrero en una fábrica metalúrgica, donde se encargaba de pasar planchas metálicas al encargado de la perfiladora de metales. Por esa época había comenzado a tocar junto a una banda llamada The Birds and the Bees, quienes estaban prontos a tener una gira europea. Justo en su último día de trabajo antes de la gira, fue a almorzar a su casa, con la idea de no volver al trabajo después de comer. Su mamá, (Sylvia Maria Iommi) al saber esto, le exige que vuelva al trabajo. Al llegar, un jefe lo asigna a una máquina que no sabía ocupar (para cubrir a un compañero de trabajo que no se encontraba). La inexperiencia le salió caro, debido a que en un descuido esta máquina le cortó el dedo anular y el dedo anular de su mano derecha. Por este accidente, los doctores le dijeron que nunca podría volver a tocar guitarra. Esto dejo profundamente triste a nuestro protagonista.

Por un buen tiempo Iommi pensó que todo se había acabado, pero un día (por medio de un manager) sabe de la existencia de Jean Baptiste "Django" Reinhardt, un guitarrista gitano que perdió 2 dedos de una mano en un incendio, pero igualmente desarrolló una técnica para poder seguir tocando. Esta información le dio la suficiente motivación para continuar. Para suplir lo que le faltaba, hizo prótesis de plástico para ambos dedos. Debió ir mejorando estas prótesis (al principio muy grandes e incomodas) para que le fueran lo suficientemente confortables para poder ensayar, y practicó y practicó de manera exhaustiva hasta lograr su objetivo. Esto era solo el primer paso, ya que también aflojó la tensión de las cuerdas, para que le resultara más cómodo tocar y que le doliera menos los dedos. Este hecho trajo consecuencias inmediatas, haciendo que su sonido irremediablemente fuera más pesado al de sus coterráneos. Aun así, faltaba una pieza para completar el rompecabezas. Para poder obtener un sonido de guitarra más crudo y sucio, pensó en conectar su guitarra a una entrada del bajo del amplificador, naciendo así un nuevo monstruo, el resto es historia.

El sonido del metal había nacido, plantando las semillas para que se desarrollara el Heavy, el Doom, el Stoner y demases estilos musicales. Al final, el destino, en un principio cruel, quiso que naciera el sonido de la oscuridad.

Venta de Entradas

+ Desde el 18 de abril al mediodía. PuntoTicket y puntos de venta Tiendas Ripley y Cinemark habilitados en todo Chile. http://www.puntoticket.com/black-sabbath

+ Venta sin Recargo en Hard Rock Café - Sólo 18 de abril al mediodía. Stock de 1.000 entradas. Máximo 2 entradas por persona.

Cancha General ($35.000)
Andes ($52.000)
Pacífico Lateral ($48.000)
Galería ($25.000)
Pacífico Bronce (Numerado) - $80.000
Pacífico Silver (Numerado) - $85.000
Pacífico Golden (Numerado) - $90.000
Pacífico Platinium (Numerado) - $95.000
Pacífico Diamante (Numerado) - $100.000

Detalles de entradas, paquetes VIP y más para los programas de América Latina en:

www.blacksabbath.com
https://www.facebook.com/BlackSabbath
https://twitter.com/blacksabbath