Sacred Reich + Exciter + Razor en Chile
Vistas
879
Se sabía que esta jornada tenía todo para ser memorable, y vaya que lo fue. Recién estamos en febrero y este es un fuerte candidato al evento del año, debido a la gran calidad que pudimos presenciar este día, en una arena recoleta repleta (no recuerdo haberla visto tan llena).

Warth le dio el vamos a este recital, con su potente y rapidísimo Thrash, incluso al nivel de tener blast beats. El sonido no los acompañó del todo, además a veces se perdían las guitarras. No obstante, igual la banda pudo mostrarse en condiciones decentes. Lo que sí podrían mejorar es que los vi muy estáticos en el escenario, como que les faltó soltarse un poco más.

Con canciones como “Helldogs” o “Hateful Speed”, lograron obtener una buena respuesta de la gente que de a poco iban llegando durante los 30 minutos que tocaron.

Después vino el turno de Enforcer, quienes ejecutan un embaladísimo Thrash que muy pocas veces baja las revoluciones. Esta intensidad fue acompañada con un buen sonido, aunque para su mala suerte estuvieron los primeros temas sin el bajo, ya que se cortó una cuerda.

Ejecutaron temas como “Death Aggressor”, “Dark Age”, “Critical Chaos” o “Violent Speed Assault”, canción con la que terminaron su media hora de presentación, la que obtuvo una positiva respuesta de los bangers.

Ya era el turno de los grupos internacionales, siendo Sacred Reich los primeros en salir. Con un sonido muy potente, pesado y claro, partieron con “American Way”, donde empezó el mosh y el headbanging más intenso, algo que se mantuvo durante el resto del recital.

Se mostraron con una banda bastante energética, y sonando de manera muy similar a sus grabaciones. Phil Rand (vocalista/bajista) no hablaba mucho, pero desprendía bastante simpatía, donde se notaba que tanto él como el resto de la banda estaban disfrutando el show, debido a la gran recepción que estaban teniendo.

Con un setlist que recogía sus diferentes grabaciones, pudimos escuchar temas como “Ignorance”, “One Nation”, “Love… Hate”, “Free”, “Independent”, “Death Squad”, el cover a Black Sabbath “War Pigs” y el final con “Surf Nicaragua”, dando como resultado una sólida presentación que muestra la buena situación actual del grupo. Aunque ahora solo son una banda en vivo sin planes cercanos de discos, se nota que hay Sacred Reich para rato.

Uno de los puntos altos de recitales en vivo del 2015 fue Exciter, así que quedaba la duda de saber si este día lograrían algo similar. Después de verlos nuevamente en vivo, debo decir que Exciter = Metal. Así de simple. Ellos son una banda que se quedó congelada en los 80. En muchas ocasiones puede parecer un tanto ridículo en otros actos, pero acá todo es tan genuino y honesto que les compro totalmente la parada.

Al igual que Sacred Reich, el sonido fue de alta calidad e intensidad, lo que fue coronado con una gran performance. Dan Beehler tiene un montón de actitud y desplante, siendo su único punto débil que a veces se escuchaba más despacio su voz, aunque igualmente siga cantando muy bien y haciendo mierda la batería. El resto de la banda también destacó bastante, manteniendo la intensidad y obteniendo una excelente respuesta de los maniacos presentes.

“Heavy Metal Maniac”, “Rain of Terror”, “I’m the Beast”, “Violence and Force”, “Beyond the Gates of Doom”, “Pounding Metal”, “Long Live the Loud”, “Iron Dogs”, “Stand up and Fight”, etc, fueron algunos de los himnos que Exciter ejecutó en la hora y 10 minutos que estuvieron en el escenario, que fue excelente. Por lo mismo, espero que pronto hayan noticias de un nuevo disco, ya que hasta el 2010 con cierta regularidad…

Ya habían pasado varias horas, pero faltaba el plato de fondo. Después de que no se concretara un tour anterior, Razor por fin debutaría en nuestro país. El ánimo se mantenía a tope y nadie se había ido; el ambiente estaba ideal para lo que se venía.

“Instant Death” fue el golpe inicial, y el inicio de un mosh que nunca paró. Inmediatamente pudimos apreciar un gran sonido y una banda que suena rápida y violenta, muy en la línea de sus clásicas grabaciones. Comandados por el guitarrista Dave Carlo (que fue el que más interactuó con el público), la banda lo hizo increíble. Sobre esto, tenía la curiosidad de saber cómo le saldrían los temas ochenteros a Rob Reid (vocalista desde Shotgun Justice (1990)), y lo hizo francamente bien, emulando de gran manera la voz de Stace McLaren.

La banda tenía hartos discos de donde elegir, pero se enfocaron solo en ciertos discos, algo que tampoco estuvo mal ya que son los más populares. “Cross me fool”, “Parricide”, “Sucker for Punishment”, “Iron Hammer”, “Hot Metal”, “Gatecrasher”, “Violent Restitution”, “The Pugilist", “City of Damnation”, "Stabbed in the Back”, “Behind Bar”, “Take This Torch”, o el fin con “Evil Invaders” fueron parte de su repertorio.

Un gran sonido, una gran banda, una gran ejecución, un gran público, estaba todo para que fuera memorable, y así fue. Excelente cierre a un gran día, donde tanto las bandas como la producción cumplieron con creces.

Fotografía por Isabel Riquelme (https://www.facebook.com/IsabeRiquelmePH/)