NILE; un recorrido a su historia previo a su show en Chile
Vistas
386
Con el pasar de los años Nile se ha transformado en uno de las bandas más destacadas del Death Metal, y con justa razón. Agarraron toda la tradición americana y le inyectaron una dosis de velocidad y brutalidad que llevó al estilo a un nuevo nivel.

Todo partió en 1993 cuando Karl Sanders formó la banda después de tocar en diferentes bandas previas (incluso su participación y antigüedad en la escena es tal que llegó a ser amigo de los integrantes de Morbid Angel en la época de sus demos). Después de algunos años donde lanzaron algunos demos y un EP que mostraba lo que estaba por venir, recién en 1998 la banda alcanzó notoriedad con el disco debut Among the Catabombs of Nephen-Ka. En esos años el Death Metal estaba sufriendo de un estanque y la popularidad del estilo no era de las mejores, pero Nile llegó a decir que aún había algo que decir. Ya con Black Seeds of Vengeance terminaron por confirmar que ellos llegaron para ser líderes del estilo. Aunque el grupo ya llevaba sus buenos años, su estilo se podía considerar como un Death Metal moderno que tenía un gran énfasis en la brutalidad, técnica y rapidez. Pero ojo, a diferencia de muchas otras bandas que abusan de la velocidad y llegan a ser plásticas y planas, Nile balanceaba de inteligente los blast beats incesantes junto a secciones un poco más lentas, todo en un estilo que incluía oscuridad. Además, a pesar de lo técnico de las estructuras de las canciones, estás no caían en la autocomplacencia solo para querer para mostrar que son buenos músicos, simplemente estaban en pos de mejorar la calidad. Y obviamente tampoco debemos olvidar otro punto con el que han destacado sobre la media: el enfoque lirica hacia el antiguo Egipto. Incluso estas letras se han mezclado con pasajes de sus temas, donde uno puede imaginar la brutalidad y magnificencia de esa época.

Ya en este punto la banda ganó bastante notoriedad. Lo que los llevó a realizar muchas giras y varios discos hasta el día de hoy, en los que podemos destacar excelentes placas como “In Their Darkened Shrines” (2002), Annihilation of the Wicked (2005) o Those Whom the Gods Detest (2009), con las que se han mantenido como uno de los actos más populares y consistentes del estilo.

Nile definitivamente no es solo una banda de estudio. En vivo logran reproducir de manera idéntica sus grabaciones, incluso se puede percibir más chacalidad y crudeza en su sonido, algo que hemos podido observar en sus 3 presentaciones en nuestro país. Y a pesar de tanta brutalidad, suenan muy bien en vivo, incluso lo lograron en un lugar complicado como la disco Kmasu.

En síntesis, Nile con los años se ha ganado un lugar privilegiado en los gustos de los amantes del Death Metal, todo gracias a su estilo propio, grandes discos, calidad constante y aplastantes presentaciones en vivo.



Recordamos que la banda se presentará el próximo 24 de Agosto junto a Testament en el Teatro Caupolicán. Más info aquí