VENOM + NERVOSA en Chile
Vistas
867
Venom regresó a nuestro país después de 8 años, y para mí era una curiosidad saber que tal sería el show. El que dieron hace unos años atrás fue bueno pero sentí que pudo ser mejor, así esta era una buena oportunidad para saber si podrían superar ese recital.

Con un retraso de unos 20 minutos (lo que traería consecuencias posteriores) Dekapited le dieron el vamos a esta jornada. Ellos son una banda de Thrash-Death que está tirando bastante para arriba en el último tiempo (como varias tocatas fueras del país), lo que se notó bastante en el escenario. El desplante y energía que tienen es bastante, de hecho pocas bandas nacionales se me vienen a la mente al hablar de este tipo de manejo escénico. De hecho, el único pero fue el volumen excesivamente alto, lo que fue una lástima ya que el sonido (sin ser excelente) era bastante decente. De todas formas, esto no impidió que obtuvieran una excelente respuesta durante los 40 minutos que tocaron.

Después vino el turno de Nervosa, una banda brasilera de mujeres que está teniendo bastante popularidad en el viejo continente. Con un sonido más despacio y de mejor calidad, empezaron a mover algunas cabezas al ritmo de su Thrash un tanto moderno, el que tuvo un buen recibimiento del público (aunque la gente estaba más apagada que con Dekapited…).

Fernanda, su vocalista, se mostró bastante comunicativa y con su excelente español logró conectar con el público. De hecho para la banda iba todo bien hasta que abruptamente debieron terminar su presentación por solicitud de la producción, así que entre gritos de apoyo de los presentes se despidieron.

Pasa un rato y empieza la clásica intro que dice “ladies and gentleman, from the very depths of the hell, Venom”, dando paso a “Long Haired Punks”, tema de su último disco “From the Very Depths” (2015). Afortunadamente el sonido era monstruoso. Es decir, fuerte, claro y pesado (mucho mejor que la vez anterior que vinieron). El bajo de Cronos pesaba toneladas, la guitarra de Rage estaba muy definida y la batería de Dante sonaba maciza.

Cronos mantiene bastante bien su voz, como frontman sigue siendo excelente y en el escenario sigue siendo el mismo de siempre, lo que habla muy bien de un hombre de 54 años. Rage y especialmente Dante lo hicieron bastante y creo que estuvieron mejor que la vez anterior, PERO con Rage tengo un problema. Creo que su interpretación más moderna no calza del todo para una banda como Venom, pero bueno, supongo que a algunos les agradará esa estilo tipo Zakk Wylde… lo que me lleva a otro punto debatible con la banda. Creo que alargar algunos temas fue un poco innecesario y la interpretación más lenta de “Welcome to Hell” no fue la mejor…

A diferencia del recital anterior, le dieron más cabido a temas más nuevos, dejando de lado un poco los temas clásicos, lo que mermo un poco en el entusiasmo de los thrashers. De todas formas, es entendible que la banda quisiera mostrar creaciones más recientes y no solo centrarse en su brillante pasado. Por lo mismo, tocaron temas como “Rise”, “The Death of Rock´n Roll”, “Hammerhead”, “Pedal To Metal”, “The Evil One” o “Pandemonium” e himnos como “Countess Bathory”, “Warhead”, “Buried Alive” y “Bloodlust”. Como punto aparte, destaco el gran caos que se formó con “Black Metal” y “Witching Hour”, los dos últimos temas de su setlist. Si bien el público les dio una gran acogida durante el recital, con estas canciones quedó tremenda cagada en el pit, cosa que no había pasado anteriormente.

Sumando y restando, considero que fue un buen recital, pero no se puede negar que deja opiniones bastante dispares por los puntos que comenté. Es más, he escuchado tanto opiniones positivas y negativas de este show, que para ser sincero, es parte de la esencia de Venom, siempre dando opiniones un tanto polarizadas. Es cosa de saber que en los ochenta los consideraban dioses o una basura.

Fotografías por Sebastián Domínguez (+ Galería completa aquí)